Lara Rozas

Supervisora
Creativa


Tiene su punto. Y sus comas

Periodista de profesión, escribiente por devoción y copy creativa por puñetera casualidad. Tras huir un año a Londres, regresó a Madrid para escribir en una prometedora página web, justo antes del crack de los punto com. Un mensaje en el móvil le hizo meter su vida en un viejo Opel camino del Levante. Iba para 3 meses y se quedó 6 años. ¿Los culpables? El mar, la calma chicha y una agencia de publicidad con nombre seductor, Casanova Comunicación.

Volvió con ganas de Gran Vía, ruido y movimiento. Repartió letras en agencias, empresas e instituciones para Philips, Endesa, Procter&Gamble, Open Bank, La Casera, o el Ministerio de Cultura. Así la conocimos. Le dijimos ven y lo dejó todo. Bueno, todo no. Nos sigue compartiendo con los días sin reloj, las cañas en primavera, el Duero, sus amigos, la buena vida, las cosas bonitas, los libros, el cine… y los puntos suspensivos. Le encantan los puntos suspensivos.