Judith
Viloria

Ejecutiva
de Cuentas


Antes muerta que sencilla

“Mamá, quiero ser artista… y mucho más”. Judith siempre lo ha tenido claro: ¿por qué decidir entre la comunicación y el teatro cuando se pueden compaginar ambas? Viajera empedernida que no se fía del GPS, tiene mucho sentido de la orientación, pero muy poco de la vergüenza. Tan pronto la encuentras tarareando una canción pegadiza por la agencia, como te sorprende con su mejor versión en el karaoke de Mostenses.

Si te acercas, escucharás un ligero revoloteo: son los pájaros de su cabeza. Como siempre, estará soñando con alguna ciudad futurista con vistas al mar, el lugar perfecto donde organizar el próximo evento y, quién sabe, quizá presentarlo como una perfecta maestra de ceremonias.